General

SANTIAGO MAYO. TINTERIAS.

tinterias

Os esperamos el próximo 15 de enero en Cruce a partir de las 20:00 h. Adjunto va un texto del propio Santiago Mayo que merece una atenta lectura.

Recibid un cordial saludo



TINTERIAS

«Una buena idea nunca es tan buena como ninguna idea»

Zhaozhou

Ya no recuerdo cuando fue mi primera experiencia con un pincel. Ni cómo descubrí esa sensación que sentimos al apoyar su cuerpo blando sobre una superficie plana dejando alli, tras un  roce delicioso, un rastro de color.
Sin embargo tengo muchos recuerdos de pinceladas dadas y de relaciones afectuosas y , a veces dependientes, con algunos pinceles.
Hace unos años compré, en una tienda de Madrid, unos pinceles chinos para hacer caligrafia. Nunca llegué a usarlos en serio. Era más una suerte de fascinación por ese mundo oriental lo que me atraía de aquel pequeño maletín. Lo mismo me sucedió en Roma, años después, en el rastro de Porta Portesse, cuando encontré otros pinceles chinos, esta vez más gruesos, pensados para trazos anchos.
Más tarde, habiendo leido, comentado, citado y casi olvidado el inestimable tratado del monje «calabaza amarga» (Shitao) decidí comprarme unos manuales de caligrafía china y japonesa en una tienda especializada de Paris…. Tampoco logré hacer nada con todo aquello.
Luego, tras una peripecia vital extraña que me llevó a explorar dimensiones de la consciencia hasta entonces desconocidas para mi, me vi inopinadamente inmerso en esta serie de tintas de la cual aún no he podido salir.
Como ya no podía pintar mis cuadros habituales al óleo de 30X30 cms sin sentir una creciente angustia, intenté relajarme pasando al papel en un formato mayor. Abrí  también mis planteamientos, trabajando sin un rumbo fijo, dejandome llevar por la propia actividad. Esa estrategia me había servido en el pasado siempre que necesitaba recuperar el interés perdido.
No funcionó en este caso. Mi angustia crecía y el trabajo continuaba sin satisfacerme. ¿Debía seguir repitiendo unas «formulas» para complacer a la gente que las apreciaba? ¿Había perdido la sensibilidad y ya no podía disfrutar de la vida, ni de mi trabajo?
En un último intento desesperado, me senté en el suelo con los pinceles chinos, la tinta y un papel en blanco frente a mi. No iba a pintar absolutamente nada. Sólo estaría allí y vería qué ocurría. Pasó un cuarto de hora, nada. Media hora, nada. Tres cuartos de hora, algo comenzaba a suceder: me dolían las piernas y mi pecho se volvía rigido. La rigidez y el dolor se extendían por todo el cuerpo. Agarré un pincel finalmente y la tensión estalló en tinta sobre el papel. Lágrimas.
Repetí este experimento a diario. Algunas veces, al levantarme, el papel continuaba aún en blanco. Otras caían en él dos o trés pinceladas suaves, lentas, acariciadoras. A menudo eran por el contrario feroces y violentas. Casi siempre se trataba de una sola pincelada que se desplegaba sobre el papel. Despues de cada sesión hacía una selección y grapaba en la pared los trazos que me parecían más interesantes. Surgían temas como el corazón  explosionado u órganos genitales en el coito, o en pleno orgasmo. Los temas fueron desapareciendo para dar lugar a simples formas: circulos, puntos, curvas… dispuestas diversamente en el espacio, con distintas velocidades de ejecución y variaciones en la densidad y gradación del tinte.
Ahora mismo el proceso se situa en ese punto y el numero de «tintas» seleccionadas asciende a unas treinta lo que me parece suficiente para poder empezar a mostrarlas. El papel que he utilizado y el formato coinciden con el que ya utilicé para la serie de dibujos del «cerro de la mica» que expuse en Estación Central. Cruce está ahora en la misma calle donde estaba la galería y tal vez esta nueva coincidencia podría dar lugar a una exposición tan grata como lo fue aquella para mi. Quiero, por otro lado, mostrar aquí este conjunto de obras que han supuesto un giro singular en mi quehacer como prueba de apoyo a la nueva singladura del lugar y para añadir mi voz al debate.


Santiago Mayo

2 comentarios en “SANTIAGO MAYO. TINTERIAS.

  1. hola,

    perdona pero podrias decirme donde esta la tienda especializada de paris, de la q hablas en tu articulo? lo digo pq ahora estoy de visita en paris y me gustaria ir d compras.
    un saludo
    Jon

Deja un comentario